miércoles, 7 de diciembre de 2016

LA GUERRA DE TITANES


TITANOMAQUIA

Esto se refiere a la Guerra de los titanes librada entre estos y los dioses Olímpicos; dicha confrontación se extendió por diez años entre estas dos razas con el triunfo final para los dioses comandados por Zeus. Cada grupo tenía su propia montaña: el monte Otris para los titanes y el monte Olimpo para Zeus y sus seguidores, recordemos que los Hecatónquiros le colaboraron al gran jefe  en la lucha, además de otras deidades.

Esta lucha se dio muchos años antes de que existieran los seres humanos y también se le conoce como la Batalla de los titanes o Guerra titánica. Ha dado tema para muchas obras de arte, literatura y hasta en el cine se filmaron películas con este tema. No tengo mucho más que decir por ahora pero, creí necesario nombrarlos porque de allí parte la mitología ya que los padres de los primeros dioses pertenecían a la clase de los titanes y los padres de estos fueron Urano y Gea; a propósito, los titanes eran doce, seis mujeres y seis hombres y para no perder el impulso los voy a nombrar:

Los varones:

ü Océano: agua que rodea el mundo

ü Ceo: la inteligencia

ü Crio: es como el protector del campo

ü Hiperión: fuego del cielo

ü Jápeto: padre de Prometeo, a su vez padre de los humanos

ü Cronos: el tiempo, se encargó de destronar a Urano

Las muchachas

ü Febe: la corona dorada

ü Mnemosine: la memoria. Madre de las musas

ü Rea: reina de los titanes

ü Temis: la justicia

ü Tetis: el mar. Al principio pensé que reina de los sostenes femeninos

ü Tea: los ojos


Por ahora dejo en este punto para no revolver el asunto pero los espero en el siguiente artículo

 

lunes, 5 de diciembre de 2016

LOS HECATÓNQUIROS, LOS CIEN MANOS




En griego eso viene a significar, cien manos, en latín centimanos; pues como las manos no están solas pegadas al cuerpo, estos monstruosos seres tenían cien brazos y cincuenta cabezas (he buscado imágenes pero ninguna se acerca a la realidad que tengo en la cabeza). Así como sacan chistes de los ciempiés, con el asunto de como se quitan y ponen tantos zapatos, yo imagino a los hecatónquiros con tantos guantes y sombreros, y el gasto tan hijuemadre, además piensen mis lectores en una mujer de esta raza midiéndose guantes y sombreros, que problema tan hijuemadre para el pobre vendedor.
Fueron hijos de Gea y Urano y su padre al verlos tan deformes y raros los arrojó al Tártaro, el sector de castigo en el infierno griego; Cronos los rescató y en agradecimiento lo ayudaron a capar a su padre y destronarlo, pero desde siempre la gratitud es rara; Cronos en pago a su ayuda los encerró de nuevo en el Tártaro donde siguieron penando hasta que Zeus los rescató para que le ayudaran en la guerra contra los titanes. Que enredo si o no? Y en esta guerra arrojaban cada uno de a cien rocas a los titanes, no me lo imagino.
Al terminar la guerra los titanes fueron a parar al Tártaro y el gran Zeus puso de guardianes a los Hecatónquiros. También se dice que se radicaron en el rio Océano y se consideran dioses marinos según algunas fuentes. Para finalizar les digo los nombres de estos gigantes que, por fortuna solo eran tres: Briareo, que significa fuerte; Giges y Coto. Y no sé que más decirles de estos niños.



martes, 22 de noviembre de 2016

EOLO, EL DIOS CACHETÓN


En la mitología griega este nombre de Eolo con tilde o sin tilde en la E se les adjudica a tres personajes pero en estos artículos hablo de los dioses o semidioses y el de este texto es hijo de Mimante y no se dice de quien más, y lo malo es que no se si Mimante es la madre o el padre… parece que es el padre pero son mas mimantes las mujeres, digo, por eso de ser mimosas.
Este aparece en la Odisea y es el señor de los vientos atmosféricos, lo aclaro por lo siguiente, déjenme averiguar si los griegos tenían alguna deidad de lo0s vientos orgánicos o pedos, lo digo porque en su panteón tienen dioses para todas las actividades de la vida. Eolo vivía en una isla de Eolia, que, a propósito, toma su nombre de él; con el estaban bajo el mismo techo sus  12 hijos, mejor dicho seis mujeres y seis hombres y Eolo, para evitar problemas con nueras y yernos, estaban casados entre sí. Bueno, eso es parte del chisme pero lo que nos concierne es que Zeus le había dado poder absoluto sobre los vientos y podía contenerlos o soltarlos según su voluntad.
En la Odisea, recordemos que es un libro que relata el regreso de Ulises a su patria, trató de ayudar a este héroe y le otorga un viento favorable para navegar en su barco y le regala un odre lleno de una colección de vientos para que los utilice según sus necesidades. Como siempre ocurre en la literatura, y en la vida real, siempre hay algún envidioso y metiche que la embarra. Esta vez fue su tripulación que pensó que la bolsa estaba llena de oro y la abrió. Quién dijo miedo, se escaparon los vientos de todas clases en forma de tornados, ciclones y huracanes ocasionando que la nave regresara al punto de partida; Eolo que vio esto y se les apareció rodeado de violentos torbellinos, les soltó  un regaño el hijuemadre con cantaleta incluida y les dijo que por curiosos y desobedientes se jodieran y no les ayudó más y dicen los chismosos que cada vientecito se convirtió en otro dios pero, para mi fortuna, no les dieron nombres.
Los artistas lo representan como un gordito cachetón que tiene hinchadas las mejillas y suelta el chorro de aire con toda su fuerza, así yo lo imagino y por eso puse el titulo de este artículo.

martes, 1 de noviembre de 2016

TIFON, ESTE SI ES BIEN RARO


Este dios es otro poco nombrado y está relacionado con los vientos fuertes como tornados, ciclones y huracanes, sobretodo estos últimos. Y, por supuesto, tiene padres que son Gea de la cual fue el último hijo, y Tártaro, el tenebroso dios de los infiernos (Hades es el principal, pero Tártaro es el sector de castigo). Este muchacho nació después de la guerra entre Zeus y sus secuaces contra Cronos y los titanes y para que Gea quedara embarazada recibió la ayuda de Afrodita, la diosa del amor, que recibe de nombre Venus entre los romanos. Como suele ocurrirme, al principio cuando escuché su nombre por primera vez, pensé que Tifón era un tifo muy grave, con tos, fiebre, diarrea y ganas de morirse.
Los historiadores lo describen como un gigante tan grande que podía alcanzar las estrellas; bastante exagerados sí o no? En las manos en vez de dedos tenía cabezas de dragón y por muchas partes de su cuerpo serpientes. Buen tema para los dibujantes de monstruos y películas de terror de ahora. Para completar poseía alas que batía para armar los tornados, mejor dicho un tipo de mal genio y que mejor era tenerlo a kilómetros.
Pues Tifón cuando ya creció y se sintió machito decidió vengarse de Zeus por haber derrotado a los Titanes, se las ingenió para encontrarlo y le arrancó los tendones, me parece muy raro pero eso dicen los relatos, para mí era más fácil quitarle las orejas o las pelotas pero eso dice la mitología y hay que creerle. El dios Hermes la ver vencido a su jefe Zeus recuperó los tendones y los acomodó de nuevo en el cuerpo de este. El gran dios del Olimpo buscó a Tifón y le buscó pelea y esta vez si ganó y lo encerró bajo el monte Etna. Supongo que de allí bajo a los reinos de Hades y se dedicó a torturar a los malos. No sé cómo ni cuándo pero este monstruo tuvo hijos con Equidna, una de las más feas del Olimpo y solo les nombro a Cerbero, La Hidra y la Esfinge, ¿Cómo la ven? Qué familia tan horrible.

Para terminar debo contarles que poseía una mirada de fuego con la que podía convertir en brasas al que se le atravesara, para colmo tenía la capacidad de vomitar fuego y lava como los volcanes y soplaba con tanta fuerza que así era la manera de crear los huracanes y hasta terremotos.  Se me ocurre, como suele suceder, que es el patrono de todos esos vientos huracanados que aparecen de pronto en el Mar Caribe y destruyen todo lo que encuentran a su paso

viernes, 28 de octubre de 2016

AVE FÉNIX, LA QUE RENACE DE SUS CENIZAS


Esta ave legendaria se encuentra en los mitos de varias regiones del mundo, aquí me ocupo de lo relacionado con Grecia. De todas maneras quiero advertir que este artículo es un mosaico de lo que encontré porque, al fin y al cabo todo se centra en el renacer permanente de este ser maravilloso. Los griegos le daban el nombre de Phoenicoperus y tiene las siguientes características, según los libros del tamaño de un águila pero no especifican de que raza de águila, porque tengo entendido que hay Real, Calva, Pescadora, Aguila dorada, etc. Y son de distintos tamaños. Para no enredarnos aceptemos que era grande como el águila real.

Su plumaje semejaba una hoguera incandescente y eso no es difícil de imaginar, con colores amarillo rojo y anaranjado muy brillantes, yo creo que en las noches parecía una fogata cruzando el firmamento. Su pico y garras muy afiladas pero no se confundan con el ave rapaz porque Fénix es Fénix y águila es águila. Dicen que podía vivir quinientos años y en esa época si les creo porque era un ave sagrada con prohibición de cazarla; en esta época ya estuviera extinguida. Miren la Biblia que allí también aparece cuando Adan y Eva fueron expulsados del paraíso.
Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, incienso, mirra pero menos marihuana porque en esos tiempos no se conocía en Europa; ponía un único huevo, que empollaba durante tres días, y al tercer día ardía. El Fénix se quemaba por completo y, al reducirse a cenizas, resurgía del huevo la misma ave durante tres días y de inmediato prendía candela hasta quedar en cenizas, o sea se auto cremaba… y de nuevo salía del huevo que había puesto. Dizque esto ocurría cada cinco siglos y para acabar de completar dicen que solo existía una en el mundo.

Lástima que no se pudiera poner criadero de estos pájaros porque se llenaba uno de plata, además como mascota se podría heredar de generación en generación hasta que alguno no recordara de donde venía esta hermosura y la vendiera para decorar una discoteca. Pero, en resumen, es el símbolo del eterno renacer. Que cuando caemos podemos levantarnos y surgir de nuevo de las cenizas.

sábado, 22 de octubre de 2016

EL COMPLEJO DE ELECTRA





En varios sitios donde publico mi visión personal de la mitología griega, y a causa de lo que dije de El complejo de Edipo, me pidieron que contara acerca de este otro, el de Electra. Pues las primeras veces que lo escuché nombrar me imaginé algo relacionado con la electricidad y unas instalaciones enormes, porque también se le dice complejo  a ciertos conjuntos. Hay complejos turísticos, residenciales, industriales, etc. Entonces deben existir complejos eléctricos. Volviendo al tema mitológico es como sigue:
Electra es una hija de Agamenón y Clitemnestra;  el primero un héroe de la guerra de Troya y la segunda una hijuemadre vieja que hizo hasta para vender para quitárselo del camino (después les cuento). se hallaba ausente cuando su padre regresó de la guerra y fue asesinado junto con su amante Casandra por Egisto, el amante de Clitemnestra. Bonito tema para una telenovela ¿sí o no? Y para las noticias amarillistas. Lo cierto es que a cada rato me salgo del tema. Electra tenía un hermano llamado Orestes, del que no se sabe mucho pero para mí es el que reencarnó siglos después para componer la música del himno nacional de Colombia, si no lo saben fue Orestes Sindici.  A este niño, que estaba el día de la muerte atroz de su padre lo salvó una nodriza y cuando fue mayor acudió al oráculo (cuando no los griegos) que le ordenó regresar a su patria a vengar a su padre.
Ante la tumba de Agamenón se encontró con Electra y se pusieron de acuerdo para la venganza que viene en otro capítulo. Lo cierto es que pasaron muchas cosas que no tienen que ver con el bendito complejo y me toca dejar a Electra casada con Pilades que me figuro es el inventor de los pilates que se practican en el gimnasio y no sé si fueron felices y comieron perdices, lo cierto es que se llama Complejo de Electra a la atracción enfermiza de la niña por su papá, y vale la pena una pequeña explicación.
Siempre se le echa la culpa a Freud de las anomalías de la cabeza pero este complejo lo propuso Carl Jung como oposición al de Edipo. Procura explicar la maduración de la mujer y es muy común a todas las niñas durante su infancia aunque algunas lo eternizan de por vida, sobre todo si el viejo tiene plata. Esta fijación amorosa puede significar una rivalidad con la madre y es normal hasta los tres años; si continúa ya se puede convertir en un caso patológico que requiere tratamiento.




martes, 18 de octubre de 2016

EL COMPLEJO DE EDIPO

Todos hemos escuchado en algún momento lo del Complejo de Edipo y sacamos la conclusión inmediata y fácil que es el apego de los niños varones por su madre. Eso dice el psicoanálisis y es correcto. Pero donde se originó esto? Mis queridos lectores, el asunto nació en la mitología griega y es muy interesante. No me alargo en la presentación y a lo que vinimos vamos, dijo una señora tan famosa que ya ni me acuerdo quien fue.
Les resumo la historia de Edipo porque ya la he contado en otras oportunidades. Este fue hijo de Layo y Yocasta; como el oráculo le dijo que algún día su hijo  lo iba a matar,  llamó un soldado para que lo asesinara pero, este lo colgó de una pata en un árbol, donde lo encontró un pastor, pero la patica le quedó hinchada para siempre (Edipo quiere decir pie hinchado). Como no se parecía a ninguno de sus padres adoptivos le entro la duda y le consultó al oráculo (no sé si había por todas partes como los curanderos de ahora o era uno solo). Este le dijo que mataría a su padre y se casaría con su madre (con la de él, no la del lector). Bueno, en resumen se fue a buscar su destino sin saber quiénes eran sus progenitores y llegó al reino de Layo.
Por el camino se cruzó con un viajero que iba en un carruaje de esos tirados por caballos y le pisaron un callo, como eso duele Edipo le arreó la madre al conductor y lo desafió a pelear. Como los griegos eran bastante aficionados a darse en la jeta el chofer se bajó y Edipo lo mató, sin saber que era su propio padre que iba en busca del oráculo, para preguntarle como hacía para librarse  de la Esfinge que no dejaba pasar ningún viajero y con una preguntica rara que no le contestaba nadie los mataba. Este pedazo ya lo saben y no quiero repetirlo. A la vuelta de la esquina se encontró La Esfinge y resolvió el acertijo; después siguió su camino y al llegar a la ciudad lo esperaban con pólvora y banda marcial. El viejo Layo ya los tenía aburridos y como supieron la noticia de la desaparición de la alimaña (la esfinge, no Layo) lo coronaron rey y lo casaron con Yocasta, su madre, que según las noticias estaba muy buena.
A los dioses no les gustó ni poquito este matrimonio y se la dedicaron al reino con tempestades, huracanes y terremotos. Edipo consulto al oráculo (para mí que este hacia mucho billete con tanta pregunta que debía resolver) este le dijo que mientras no se supiera quién era el asesino de Layo seguirían las desgracias. Edipo fue donde otro sabio que le confesó la verdad. Al saberla Yocasta se ahorcó con una sábana pero la historia no dice si era nueva o de las usadas. Edipo, lleno de remordimientos se sacó los ojos con su propio cuchillo. No hay fotos pero en estos días sería primera plana de los diarios sensacionalistas.

Qué pena con mis lectores, casi olvido algo importante y es que Yocasta y Edipo procrearon cuatro hijos; dos hombres y dos mujeres con unos nombres tan feos que me los callo.  El asunto es que Eteocles y Polínice, los dos varones (los dije sin querer) al ver a su padre ciego lo sacaron a patadas del palacio y el pobre ya pensaba pedir limosna cuando lo encontró su hija consentida, Antígona, que lo cuidó hasta el día de su muerte. Por eso el amor poco natural de un hijo por su madre recibe el nombre de Complejo de Edipo. Los dramaturgos griegos escribieron dramas y tragedias con estos temas.