miércoles, 6 de marzo de 2013

SEGUNDO TRABAJO DE HÉRCULES. LA HIDRA DE LERNA


LA HIDRA DE LERNA




SEGUNDO TRABAJO DE HÉRCULES
MATAR A LA HIDRA DE LERNA
La hidra era una especie de cruce, dragón pero sin candela y alien de los profundos infiernos; estos griegos antiguos en esta época ganarían millones asesorando a los creadores de monstruos para el cine y la TV. Quien sabe que se fumaban o se metían en el cerebro para imaginar tantas vainas tan interesantes; pues este monstruo tenía muchísimas cabezas, no digo la cantidad exacta porque de pronto alguno de mis lectores me dice que esas no son y es que en mis lecturas encontré el bicho con diez, veinte, cincuenta y hasta cien cabezas pero, lo cierto es que a Hércules le correspondía matarla.
Hasta ahí todo bien, todo bien como dijo el Pibe Valderrama, eso era pan comido; no crean mis muchachos que los griegos no se la ponían fácil a un héroe ni puel patas porque si el animalucho perdía una cabeza de allí le nacían dos y para colmo de males tenía un aliento venenoso, hagan de cuenta el de un borracho que lleva cinco días bebiendo de todo. Ah, se dice de Lerna porque habitaba en el lago de ese nombre. Por si acaso, la hidra era hija de Equidna y Tifón (después les cuento quienes eran estos padres modelos que engendraron ese encanto de criatura.
Hércules la encontró y con la espada que le había obsequiado… comenzó a cortar cabezas y estas a retoñar, pero como todo héroe tiene su ayudante divino o humano, su sobrino Ioalos que lo acompañaba prendió un leño y con esa antorcha iba quemando la herida que ya no retoñaba. Cuando termino de cortar porras utilizó la sangre del animalito para envenenar sus flechas.
Olvidaba decir que una de las cabezas era inmortal, de manera que Hércules la enterró y hasta donde se sabe nadie la ha encontrado ni ha dado señales de seguir viva. Cumplida esta  tarea fue donde el rey a ver que otra maricada se le ocurría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada