jueves, 15 de mayo de 2014

EL DIOS PAN, DE LOS MIRONES, LOS MÚSICOS Y LAS ORGÍAS

Cuando niño escuche en alguna clase el nombre de dios Pan y pensé que era el Dios de los panaderos, pero no, con el paso del tiempo y la curiosidad por la mitología griega encontré las respuestas.

Este era el Dios de los pastores, era mitad humano y mitad animal y me explico: no de izquierda a derecha con un eje vertical si no de la cintura para arriba casi hombre con cuernos y una barba de chivo; de la cintura para abajo macho cabrío. Todo su cuerpo estaba cubierto de pelo y sus patas terminadas en pezuñas. PAN en griego significa todo; ¿pero todo de qué? Y reflexioné acerca de las regiones donde se acostumbra tener relaciones con animales y me imaginaba campos extensos llenos de centauros que en vez de medio caballo era medio burro o medio mico o media gallina… pero dejemos quieta la imaginación.

Su origen es bastante confuso y hay varias versiones; las dos más afectadas son: la curiosa de  Penélope, la leal y fiel esposa de Ulises, aburrida de esperarlo, dice la leyenda, tiene una relación con el dios Hermes y les salió el Panecito. Otra afirma que es hijo de Zeus y una ninfa pero aparecen varias de ellas en la lista de las posibles. Pero no quiero extenderme en la genealogía del personaje.

Vivía en los bosques en compañía de las ninfas en una gruta del Parnaso llamada Coriciana. Tenía un agudo sentido de la música y tocaba varios instrumentos de viento que son llamados flauta de pan. Uno de ellos es el llamado capador o  zampoña que es una serie de tubos de caña de diferente longitud para lograr las distintas notas musicales; el otro, también de caña, se asocia con las flautas indecisas como la Quina, la ocarina y la siringa, muy comunes entre los indígenas del nuevo mundo y eso que por aca abundaba era la arepa de maíz y no el PAN…

En Roma se le identifica como Fauno con las mismas características del Dios griego. Es una imagen del deseo sexual masculino y los apetitos desordenados, por eso en las bacanales (Por Baco, su compadre) o fiestas Dionisiacas en Grecia (Por Dionisos el dios del vino, compadre de Pan también). Igual  puede ser el Dios de los mirones porque se esconde entre los arbustos a espiar a las ninfas cuando se bañan y luego persigue a uno de a una de ellas hasta alcanzarla para calmar sus apetitos, aunque parece que a ellas no les disgustaba para nada porque feo y todo pero tenía su gracia de la cintura para abajo.

Puede ser también el Dios de los culebreros, los curanderos y los hechiceros porque tiene el Don de curar con hierbas y plantas naturales. Sus habilidades musicales y manuales lo hacen muy atractivo para los campesinos de la época y para los jóvenes enamorados que creen encontrar filtros  mágicos para someter a sus caprichos a las jóvenes campesinas.

Pero sus conquistas o violaciones no se limitan a las ninfas, también asaltaba muchachas campesinas desprevenidas y muchachos; el tipo se adelantó a nuestra época y era bisexual, pero ahora que me acuerdo en algunas clases anteriores hable de Hércules que tenía la misma costumbre y si me atengo a la historia parece que en Grecia este tipo de relaciones no era mal visto y todos los grandes pensadores y militares de la época tenían amantes femeninos y masculinos. O sea que le daban por parejo a las dos carnes.
Pan representaba a toda la naturaleza salvaje. De esta forma, se le atribuía la generación del miedo enloquecedor. De ahí la palabra pánico que, en principio, significaba el temor masivo que sufrían manadas y rebaños ante el tronar y la caída de rayos. Mis queridos lectores, deje de escribir porque en algún momento me entro un miedo pánico pero ya se me salió. Hasta la próxima.
De mi libro Mitología Griega con humor
Edgar Tarazona Angel


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada